2 feb. 2010

Don Juan Tenorio (José Zorrila)

Parte primera. Acto IV. Escena tercera.

JUAN:
¡Cálmate, pues, vida mía!
Reposa aquí; y un momento
olvida de tu convento
la triste cárcel sombría.
¡Ah! No es cierto, ángel de amor,
que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla
y se respira mejor?

No hay comentarios: