29 mar. 2010

Cambaleo (Compañías de teatro del Siglo de Oro)

Cambaleo

"Cambaleo es una mujer que canta y cinco hombres que lloran; éstos traen una comedia, dos autos, tres o cuatro entremeses, un lío de ropa que le puede llevar un carruaje pequeño y ligero; representan en los cortijos por hogaza de pan, racimo de uvas y olla de berzas; cobran en los pueblos a seis maravedís... están en los pueblos cuatro o seis días..."
Agustín De Rojas
El viaje entretenido

22 mar. 2010

Cinco horas con Mario (Miguel Delibes)

Capítulo III

CARMEN: Prendiste mi corazón, hermana, esposa, prendiste mi corazón en una de tus miradas, en una de las perlas de tu collar, y sí, todo eso estará muy bien, Mario, que no lo discuto pero dime una cosa, anda, por favor, ¿por qué no me leíste nunca tus versos ni me dijiste tan siquiera que los hacías? De no ser por Elviro, yo en la inopia, fíjate, pero es que ni idea, y luego resulta que hacías versos y Elviro me dijo que una vez dedicaste uno a mis ojos, ¡qué ilusión! Me lo dijo Elviro, ya ves, un día, sin venir a cuento, me dijo: "¿te lee Mario sus versos?", y yo en la luna, "¿qué versos?", y él, entonces, me dijo, me lo dijo, te lo juro, "conociéndote no me choca que haya dedicado uno a tus ojos", que yo me puse colorada y todo, pero por la noche, cuando te los pedí, tú que nones, "debilidades, son blandos y sentimentales", que no sé a qué ton tenéis ahora tanta ojeriza a los sentimientos, hijo, que me sentó como un tiro tu desconfianza, para que lo sepas, y por más que insistí, que esos versos no eran para los demás, mira tú que salida, como si se pudiera escribir para nadie.

15 mar. 2010

El bufón y el caballero (Landa & Landa)


CABALLERO: ¡Basta ya de tonterías!
BUFÓN: Y digo yo, ¿cómo tú, un simple bufón, te atreves a llamarme bufón?
CABALLERO: ¡Esto es el colmo! Porque tú eres el bufón y yo el noble caballero.
BUFÓN: Ja, ja, ja, eso lo puede decir cualquiera.
CABALLERO: La gente dice que tú sueles confundir las cosas de tal manera que ya nadie sabe quién es quién. Pero no conmigo. ¡Yo soy un noble caballero y tú eres el bufón!
BUFÓN: Si es lo que digo todo el rato. ¡Yo soy el noble caballero y tú eres el bufón!
CABALLERO: ¡Al revés!
BUFÓN: ¿Qué nos apostamos?
CABALLERO: Ja, ja, ja. ¡El bufón quiere apostar conmigo que él es el caballero y yo el bufón! Acepto la apuesta. Me juego mi caballo, mi espada y mi armadura contra tu traje de bufón. ¡Choca esos cinco!

6 mar. 2010

Gangarilla (Compañías de teatro del Siglo de Oro)

Gangarilla

"Gangarilla es compañía más gruesa: ya van aquí tres o cuatro hombres, llevan un muchacho que hace de la dama, hacen el auto de La Oveja Perdida, tienen barba y cabellera, buscan saya y toca prestada (y algunas veces se olvidan de volvella), hacen dos entremeses de bobo, cobran a cuarto,... éstos comen asado, duermen en el suelo, beben su trago de vino, caminan a menudo y representan en cualquier cortijo."
Agustín de Rojas
El viaje entretenido

4 mar. 2010

Fuenteovejuna (Lope de Vega)

Acto tercero. Escena IV.

LAURENCIA: Caminad, que el cielo os oye. ¡Ah..., mujeres de la villa! ¡Acudid, porque se cobre vuestro honor! ¡Acudid todas!
PASCUALA: ¿Qué es esto? ¿De qué das voces?
LAURENCIA: ¿No veis cómo todos vana matar a Fernán Gómez, y hombres, mozos y muchachos furiosos, al hecho corren?¿Será bien que solos ellos de esta hazaña el honor gocen, pues no son de las mujeres sus agravios los menores?
JACINTA: Di, pues, ¿qué es lo que pretendes?
LAURENCIA: Que puestas todas en orden, acometamos un hecho que dé espanto a todo el orbe. Jacinta, tu grave agravio, que sea cabo; responde de una escuadra de mujeres.
JACINTA: ¡No son los tuyos menores!
LAURENCIA: Pascuala, alférez serás.
PASCUALA: Pues déjame que enarbolo en un asta la bandera; verás si merezco el nombre.
LAURENCIA: No hay espacio para eso, pues la dicha nos socorre; bien nos basta que llevemos nuestras tocas por pendones.