2 nov. 2010

Lisístrata (Aristófanes)


LISÍSTRATA: ¿Desearíais entonces o no, si descubriera la manera, ayudarme a acabar con la guerra?
CLEÓNICA: Por los dioses, que yo sí, aunque fuera necesario que entregara este mantón y… me tuviera que beber hoy lo que me dieran.
MIRRINA: Y yo también, aunque debiera dar la mitad de mí misma, cortándome como un lenguado.
LAMPITO: Yo, aunque tuviera que subirme a la cumbre del Taigeto, si pudiera divisar de allí la paz.
LISÍSTRATA: Puedo hablar entonces, porque es preciso no mantener ya oculta la idea. Es necesario, mujeres, si vamos a obligar a los hombres a hacer la paz, que renunciemos a…
CLEÓNICA: ¿A qué? Dilo.
LISÍSTRATA: ¿Lo haréis seguro?
CLEÓNICA: Lo haremos, aunque tengamos que morir.
LISÍSTRATA: Pues bien, tenemos que renunciar a la polla.